Aviso: Este sitio usa cookies propias y de terceros, si continúa navegando está aceptando nuestra Política de Cookies + info

Continuar

X

La calidad como principal aspecto diferenciador del aceite de oliva


Agricultura destaca que la eficacia “demostrada” por los controles es el “mejor mensaje” de calma contra la Xylella


El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha destacado que la eficacia “demostrada” por los trabajos de prospección y vigilancia  contra la Xylella fastidiosa es el “mejor mensaje de calma en la lucha contra esta bacteria”. Así lo ha puesto de relieve durante su comparecencia en comisión parlamentaria, en la que ha subrayado que la detección en tres plantas ornamentales en un vivero de El Ejido (Almería) ha tenido lugar en un espacio confinado, completamente protegido frente a la entrada de insectos vectores. Se trata, ha expuesto, de un “caso aislado”, tal y como lo certifica el hecho de que no se haya encontrado rastro de la bacteria en los alrededores.

 

Agricultura destaca que la eficacia “demostrada” por los controles es el “mejor mensaje” de calma co

 

 

La aparición de la Xylella fastidiosa se ha dado en el marco de los controles rutinarios establecidos por los Planes Nacional y Andaluz de Contingencia que la Consejería ejecuta desde 2015 y que se han traducido ya en más de 9.300 análisis en explotaciones, viveros y centros de producción o comercialización de material vegetal. En este caso, como ha recordado Sánchez Haro, se tomaron, en primera instancia, 46 muestras en el vivero de las que, tras su estudio en el Laboratorio de Producción y Sanidad Vegetal de Almería, sólo tres fueron positivas. Ante esta situación, se procedió de manera inmediata a su envío al Laboratorio Nacional de Referencia, con sede en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA), para su confirmación; se realizaron 356 nuevas muestras, todas con resultado negativo; y se buscaron posibles insectos vectores de la enfermedad sin que se encontrara ninguno.

De igual modo, tal y como ha apuntado el consejero, se inició un proceso de prospección intensiva, en un radio de 100 metros alrededor del vivero, con la localización y toma de muestras en especies sensibles como el almendro, “con resultado negativo”, y se capturaron dos individuos vectores, también sin presencia alguna de la Xylella”. Junto a ello (con un total de más de 400 muestras dentro y fuera de la explotación afectada), también se procedió a la inmovilización de todo el material vegetal de la instalación como medida cautelar y se llevó a cabo un análisis documental para conocer la trazabilidad que, según ha confirmado Rodrigo Sánchez, sitúa el origen fuera de las fronteras nacionales.

En las mejores manos

El titular de Agricultura ha aseverado que “no hay motivo para la alarma”, en la medida en que “estamos en las mejores manos”. Desde su punto de vista, “contamos con los mejores expertos en Xylella, con los medios humanos y materiales necesarios, con unos sistemas de control y detección de la bacteria eficaces y con unos laboratorios de diagnóstico del más alto nivel”. Todo ello, ha insistido, sin olvidar que se trata de un caso aislado. Por ello, ha informado de que se trabaja conjuntamente con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente en la preparación de una justificación técnica sólida que permita acogerse al punto 6 del artículo 4 de la Decisión comunitaria 2015/789, que contempla la posibilidad de que no se proceda inmediatamente al establecimiento de una Zona Demarcada. Esto permitiría no tener que eliminar todos los vegetales que puedan hospedar a la bacteria en un radio de 100 metros, procediéndose a cambio a una vigilancia intensiva en el radio de un kilómetro durante dos años.

Transparencia

Rodrigo Sánchez ha incidido en su compromiso con la transparencia ante la confirmación del positivo de Xylella fastidiosa a través de la notificación del caso al Ministerio y la convocatoria simultánea del Grupo Científico Asesor y de la Mesa de Sanidad Vegetal, “para que todos los pasos estén basados en el rigor y el conocimiento científico y para trasladar toda la información a la totalidad de los agentes del sector”, a las organizaciones agrarias Asaja, Coag y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias, los Colegios Profesionales de Agrónomos y Técnicos Agrícolas, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa).

Estrategia de erradicación

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural también aborda, como ha señalado Sánchez Haro, una estrategia de erradicación de la Xylella de forma consensuada con el Ministerio con medidas como la destrucción de todas las plantas sensibles del vivero afectado, la valoración de las mismas y la tramitación de la correspondiente indemnización para compensar las pérdidas, el tratamiento fitosanitario en las explotaciones agrícolas y los terrenos adyacentes y labores de inspección intensivas.

Todo esto, según lo ha remarcado el responsable del ramo, vendrá acompañado de una intensificación de los controles y la formación y cualificación de un personal que “ya aumentamos en 2017 con la incorporación de 17 nuevos ingenieros agrónomos y técnicos agrícolas dedicados a garantizar la máxima sanidad vegetal”.

Del mismo modo, la Consejería ha reforzado con un Laboratorio de Bioseguridad el equipamiento del Instituto de Agricultura Sostenible que, ubicado en el centro Alameda del Obispo (Córdoba), pertenece al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y es de gestión conjunta con el Ifapa; y va a incorporar el Laboratorio de Sanidad Vegetal de Jaén a la red de centros que cuentan con los instrumentos analíticos necesarios para detectar la bacteria con la adquisición de un equipo para análisis mediante la técnica de PCR (analítica mediante técnicas moleculares). También ha reservado, ha anotado Rodrigo Sánchez, un presupuesto de dos millones de euros específicos para la lucha contra la enfermedad.

El consejero ha hecho mención también a la inclusión de “todo el contenido” sobre la bacteria en las actividades de formación del Ifapa y, “ante la importancia de actuar en el menor tiempo posible”, a la puesta en marcha del servicio de atención y consulta a través del teléfono 955 059 898 y el correo electrónico info.xylella@juntadeandalucia.es, así como al sistema para alertar ante cualquier sospecha a través de la aplicación móvil de la Red de Alerta e Información Fitosanitaria (RAIF).

Respaldo económico

En esta línea, Sánchez Haro ha transmitido todo su apoyo a los agricultores que puedan verse afectados, que, como ha afirmado, debe concretarse, “además de en actuaciones de prevención, erradicación, formación e investigación, en un respaldo económico que les ayude a hacer frente a la situación y al impacto de la aplicación de las medidas fitosanitarias obligatorias”. La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ya ha contemplado para ello un presupuesto de 1,3 millones de euros en 2018, “procedentes íntegramente de financiación autonómica”.

Fuente: Junta de Andalucía