La importancia de la investigación química y sensorial


La superficie dedicada al olivar aumenta en 123.352 ha. en Andalucía entre los años 2002 y 2016


La Fundación Unicaja ha publicado la vigésima séptima edición del “Informe Anual del Sector Agrario en Andalucía” correspondiente a 2016, que ha sido realizado, como en ediciones anteriores, por Analistas Económicos de Andalucía y patrocinado por la Fundación.

La superficie dedicada al olivar aumenta en 123.352 ha. en Andalucía entre los años 2002 y 2016

El objetivo principal de este Informe es ofrecer un análisis del sector agrario andaluz y de la industria agroalimentaria, pilares estratégicos de la estructura económica de Andalucía, que aportan conjuntamente en torno al 7% del Valor Añadido Bruto y el 10,5% del empleo regional. En este sentido, una de las principales aportaciones de este Informe es la estimación de las magnitudes agrarias (renta y componentes) tanto para Andalucía como para cada una de sus provincias.

El “Informe Anual del Sector Agrario en Andalucía 2016” fue presentado el pasado 14 de diciembre, en la Sala Unicaja de Conciertos María Cristina de Málaga, en un acto presidido por el director general de la Fundación Unicaja, Sergio Corral, y el viceconsejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Ricardo Domínguez, con la participación de Francisco García Navas, Consejero Delegado de Analistas Económicos de Andalucía.

El Informe presenta la siguiente estructura: tras un primer apartado introductorio, en el segundo capítulo se analizan los principales rasgos y factores condicionantes de la evolución del sector agrario andaluz, centrándose, entre otros aspectos, en el desarrollo e incidencia de la Política Agrícola Común (PAC), la trayectoria del mercado de trabajo o la evolución de las superficies y producciones agrícolas. En el tercer capítulo se incluyen las estimaciones de la producción agraria en 2016 (producción vegetal y animal) y de la renta agraria, para Andalucía y cada una de sus provincias. Por su parte, el capítulo cuarto está dedicado a la industria agroalimentaria, tratando de poner de relieve la importancia de esta rama industrial, no solo para la economía andaluza sino también en el conjunto nacional. Así, se presta atención a sus principales cifras (valor de producción, empleo, etc.) y su estructura empresarial, así como al comercio exterior de productos agroalimentarios y el consumo y la distribución alimentaria. Finalmente, el Informe incluye un capítulo que recoge los principales resultados del estudio.

El Informe incorpora en esta ocasión dos recuadros que abarcan aspectos de especial interés y singularidad. En concreto, son los siguientes: 1) Producción ecológica en Andalucía; y 2) La Gran Industria Agroalimentaria en Andalucía.

 

El olivar en Andalucía

El desglose de la superficie por tipos de cultivo muestra la relevancia del olivar, que aglutina el 44,5% de la superficie de cultivo en Andalucía en 2016, con 1.580.802 hectáreas. Tras este, los siguientes cultivos con mayor extensión son los cereales, con algo más de la quinta parte de la superficie de cultivo en la región, mientras que los cultivos industriales representan casi el 11% del total.

El Informe Anual subraya que Andalucía se mantiene como una referencia nacional en varios productos agrícolas, representando algo más del 82% de la producción de aceite de oliva en España en 2016.

Destaca su aportación como uno de los cultivos más importantes de Andalucía y, en el caso de 2016, el citado informe señala que registra un descenso de la producción de aceituna de almazara, que se ha situado en 5.275.122 toneladas frente a las 5.351.717 toneladas de 2015.

Esta producción es superior a la media anual obtenida en el periodo 2011-2014 (4.765.814 toneladas), disminuyendo a su vez un 6,0% la producción de aceite de oliva, que se ha situado en 1.050.252 toneladas en 2016.

Por provincias, Jaén concentra el 47,9% de la producción regional de aceite, seguida por Córdoba (25,5%), Granada (10,3%) y Sevilla (9,2%).

Renta Agraria

En 2016, la renta agraria en Andalucía ha alcanzado los 8.715,8 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 10,8% respecto al año anterior, superior al registrado en el conjunto de España (6,9%). De este modo, la renta agraria andaluza representa el 33,9% del total nacional, 1,2 p.p. más que en 2015.

Este incremento de la renta agraria ha sido inferior al aumento en el número de ocupados en el sector agrario regional (12,4% respecto al promedio de 2015), de forma que la renta agraria por ocupado ha descendido en un 1,4% en 2016, hasta situarse en 35.426,3 euros.

Por provincias, Almería sigue siendo la que supone una mayor aportación a la renta regional (21,8%), junto a Jaén (17,7%) y Sevilla (15,1%). Respecto a 2015, la renta agraria ha aumentado en cinco de las ocho provincias andaluzas (Jaén, Córdoba, Málaga, Sevilla y Granada), y en mayor magnitud en Jaén (73,8%) y Córdoba (22,7%). Por el contrario, la renta ha disminuido en Huelva (-1,3%), Almería (-4,4%) y Cádiz (-15,4%).

Fuente: Fundación Unicaja