La calidad como principal aspecto diferenciador del aceite de oliva


Un análisis de las plantaciones de olivar en Andalucía


 

 

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, ha publicado un informe que analiza las plantaciones de olivar en esta Comunidad en 2015, así como su evolución en los últimos 10 años, a partir de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España (Esyrce) que recoge datos sobre el mantenimiento del suelo, el tipo de riego o edad y densidad de las plantaciones.

Un análisis de las plantaciones de olivar en Andalucía

Respecto a la información analizada destaca que la superficie de olivar continúa en crecimiento, alcanzando en 2015 las 1.567.375 hectáreas de superficie, de las que el 92% están destinadas a la producción de aceite, un 4,5% presenta plantaciones con doble aptitud mesa/aceite dependiendo del desarrollo de la campaña y diversos factores como los precios percibidos, el desarrollo del fruto en cuanto a tamaño, humedad, etc., y un 3,5% corresponde a olivar cuya producción se destina a mesa.

El régimen hídrico predominante es secano, en un 62,6% de ellas (980.666 ha. en secano frente a 586.707 ha. en regadío), aunque particularmente en el tramo de edad entre 5 y 11 años el regadío es más frecuente. En las plantaciones regadas el tipo de riego más empleado es el localizado (goteo), en un 95,5% de los casos.

En cuanto al estado productivo de las plantaciones, un 94% de la mismas se encuentran en producción, pero conviene tener en cuenta, según este informe, que existen 51.533 hectáreas de primer año o jóvenes (que no producen o cuya producción no se comercializa).

La Esyrce también analiza edad y densidad de las plantaciones y en este aspecto destaca que más de la mitad, un 52,5% de los olivares tienen 50 o más años, mientras que la densidad de plantación más frecuente se sitúa entre 100 y 200 árboles por hectárea.

Respecto al mantenimiento del suelo, un 40% de las plantaciones mantienen una cubierta vegetal espontánea controlada y un 35% reciben un laboreo mínimo.

Por último, al analizar la asociación del olivar con otros cultivos se evidencia que un 81% del olivar asociado lo es con almendro.